Él está vivo y nosotras estamos muertos // Diego Valeriano

 

Muertos, sin ideas, vacías. Posteadores obedientes que se suman a la primera que pasa: un nieto, una vacuna, algo de la tele, un profesor de la UBA, un muerto famoso, una expropiación falopa.  Explicadoras de todo, gatos de la jefa, bancadores de proyectos personales de otros, ricoteros de este Solari. Muertos, cómodas, sin sangre. Odiadores disciplinados, termeadores digitales, tuiteras full de la nada. Muertos, meme, sticker, perro chico. Combatientes de una batalla cultural que es chamuyo, que no es propia ni es batalla. Catadoras de chistes malos, defensores de millonarios, sumisos lectores de un pasado. Muertos que no entienden la manija, horrible, cruel, hater, mezquina, pero manija al fin de esos fachos empastillados. Troskos que se repiten hasta el infinito en la TV, en la boleta, en los posteos, en las marchas. Muertos que no tenemos con quien respirar porque ya no quedan amigos, ni ideas, ni aire. Muertos que votamos muertos, que militamos muertos, que se sacan selfies con muertos. Estamos muertos, nuestro sistema nervioso lo está, nuestro estado de ánimo también. Defensores de los derechos humanos según el distrito, el año, el jefe, el desaparecido, el motivo, el juego, el victimario. 

Estamos muertos, desorientados, caretas, sin nada. Ya no hay vitalidad, solo burocracia. Ya no hay fiesta, solo actos con acreditaciones. Ya no hay militancia, solo loros. Ya no hay vida, solo política. El 2001 no existió, es un programa en la tv pública. Muertos que justifican Guernica, que bancan a Berni, que no quieren ver que Axel es parte del encubrimiento. Muertos, buchones, obedientes, cuerpos que toleran el extractivismo propio. Ortibas que flashearon salud, cuidados, responsabilidad y solo se la pasaron vigilanteando a gente que salía a la calle porque tenía que seguir viviendo. Muertos, detonados, burócratas, obedientes, agotadas. No es que él esté vivo, es que nosotros estamos muertos. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.